Cine y TV

El adiós a Bela Lugosi

El actor que interpretó a Drácula falleció el 16 de agosto de 1956 y en El Pacto Copérnico aprovecharon la ocasión para homenajearlo.

El adiós a Bela Lugosi - Radio Cantilo

martes 20 Ago, 2019

Casi al final de su vida, Bela Lugosi conoció a Hope, quien sería su cuarta y última esposa. El europeo, que había alcanzado la cima tras interpretar a Drácula tanto en las tablas de Broadway como en la pantalla grande, se encontraba en plena decadencia cuando la mujer llegó a su vida. Ella, fanática de las cintas del vampiro, cuando se enteró de que él se había internado para tratar su adicción a la metadona comenzó a escribirle cartas firmadas únicamente con su nombre de pila.

Cuando Bela consiguió que le dieran el alta, estaba decidido a conocerla. Recuperado de su adicción, logró encontrarse con la mujer y le propuso, sin dudarlo, matrimonio. Las cosas, una vez concretada la unión, no fueron tan fáciles como él esperaba: Hope era más autoritaria de lo que imaginaba. Pero, ¿quién podría culparla? Convivir y lidiar con una figura así era todo un desafío para ella.  Si bien él no volvió a caer en la adicción a la morfina y a la metadona, consumía una botella de whisky por día.

Criatura de la noche casi por naturaleza, Lugosi resistió cuanto pudo hasta aquel 16 de agosto en el que su corazón dijo basta. Hope, acongojada, escribió la siguiente carta:

“Fue un jueves a la noche. Cobré mi sueldo y volvía a casa con yogur y papaya en conserva. ¡Dios, cómo le gustaban las papayas en conserva! Estaba ordenando todo y pensé que él estaba en el dormitorio. Cuando fui para allá lo vi todo estirado en la cama y se veía raro. Pensé: ‘¿estará muerto?’ Y le di unas palmadas. Parecía estar bastante tibio. Tal vez acababa de morir.

 La muerte nunca me incomodó. Había muerto tanta gente de mi entorno que ya no me inquietaba, pero quise asegurarme antes de llamar a nadie. Si hacía venir a alguien y él no estaba realmente muerto y solo estaba ebrio se habría puesto como loco. Llamé a la vecina de al lado. ‘Oh, por dios, ¡no!’, se negó a entrar para verlo. Así que llamé al casero, que no le importaba ver muertos. Vino y me dijo ‘sí, creo que sí’. Y ese fue el final de Bela Lugosi que había fallecido, según dijo el forense, a las 6.45 PM del 16 de agosto de 1956 a causa de una oclusión coronaria por fibrosos miocardial”.

Alrededor de la cama, contó Darío Lavia, solo había botellas de whisky que Hope se encargó de retirar antes de llamar a la ambulancia. Y aunque ese fue el punto final de Bela, “como criatura de la noche sigue vivo”, afirmó Darío.

No te pierdas ningún detalle del homenaje al eterno Drácula y otras yerbas que sucedieron en la oscura noche de la mano de El Pacto Copérnico por Radio Cantilo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...