Cine y TV

Eduardo Blanco: “Netflix te da la oportunidad de estrenar en 190 países en simultaneo”

Luego del estreno de "Altamar", serie que se puede ver en Netflix, el actor conversó con Juan Di Natale y Hernán Moyano acerca del éxito de esta, además de contar cuáles son sus otros proyectos de los que se ocupa en la actualidad.

Eduardo Blanco: “Netflix te da la oportunidad de estrenar en 190 países en simultaneo” - Radio Cantilo

martes 16 Jul, 2019

Su debut en cine fue en Victoria 392 (1984), donde conoció y entabló amistad con el director Juan José Campanella y su guionista Fernando Castets. Campanella y Castets se dedicarían más tarde a escribir papeles específicamente para él en una trilogía de películas que tuvo a Ricardo Darín como protagonista y a Blanco como su amigo: El mismo amor, la misma lluvia (1999), El hijo de la novia (2001) y Luna de Avellaneda (2004). Blanco colaboró por quinta vez con Campanella en la serie de televisión, Vientos de agua (2006).

Juan Di Natale: ¿Estas en Argentina?

Eduardo Blanco: Si, por unos días mas, pero luego regreso a España. Mucha gente cree que estoy viviendo allá. Tengo la fortuna que “El hijo de la novia” me abrió muchas puertas así que he estado yendo y viniendo mucho. Estuve haciendo teatro y eso te significa quedarte una temporada mas larga de tiempo. En una película, quizás vas 5 o 6 semanas y volvés. Luego de hacer teatro se me sumo el rodaje de “Alta Mar” y por eso tuve que quedarme mas tiempo allá.

J.D: Esta posibilidad te permite poder atender a otro tipo de publico. 

E.B: Es divino. Una situación espectacular. No me quejo para nada. La posibilidad de Netflix rebota en todos lados. Imaginate que “Alta Mar” se estreno en 190 países. Es algo diferente. Igual voy muy seguido a España. Se me convirtió en un mercado de trabajo a partir de “El hijo de la novia”. En Argentina habitualmente tengo ofertas de trabajo.

Hernán Moyano: Hablamos hace años. Hablamos de “Victoria 392” tu primera película en super 8 y hoy estamos hablando de streaming, de Netfilx y de la posibilidad que te vean 130 millones de posibles espectadores. ¿Hubo un cambio, no?

E.B: Es impresionante. No necesito ir muy lejos. “Victoria 392” era la primera película que hicimos con Fernando Castets y Juan Jose Campanella en súper 8. Debe haber ahora gente escuchando la radio y preguntándose ¿Que es super 8?. Ya cuando hicimos “Vientos de agua” en 2005, en el segundo capitulo se ponía un barco en alta mar, que creo que fue la primera serie que se hizo en Argentina en HD. Hoy, ves ese barco y parecen los barcos que hacia yo cuando era chico en mi barrio. Hoy, “Alta Mar” se filma todo en estudios y vos miras por la ventana del barco y parece que estuvieras mirando al mar y en realidad son pantallas led de altísima calidad. La tecnología ha avanzado de manera increíble. Wow, que locura estamos viviendo.

H.M: Y además, esta posibilidad que se da hoy que actores Argentinos como Eleonora Wexler o Rodrigo de la Serna empiecen a abrir puertas para trabajar mas seguido allá.

E.B: Me los encontré a los dos allá. Con Eleonora hemos compartido bastante y Madrid es muy acogedor como un espacio para encontrarse, mucho mas acogedora que una ciudad como Buenos Aires. Ahí tenes la oportunidad de encontrarte mucho mas fácil que acá.

J.D: ¿Es muy grande el contraste?

E.B: Si, muy. A Argentina la veo mal. Hace mucho que no la veo bien. Siento que seguimos peleándonos entre nosotros y eso es el negocio de algunos: Los medios, la política. Yo creo que hasta que no salgamos de esa dinámica, estamos perdidos. Creo que hay cosas urgentes en nuestro país que necesita de la sumatoria de los que gobiernen, mas un arco opositor que acuerden para encontrar políticas que nos gobiernen mejor por las próximas décadas. Ademas, creo que estamos muy agresivos.

Escucha la entrevista completa haciendo click en el reproductor

 

 

ALTA MAR

A Blanco le toca desde hace un buen tiempo viajar de manera constante entre la Argentina y España, sumando compromisos en cine, teatro y televisión en ambos destinos.

En esta nueva realización de Bambú (responsable de VelvetGran Hotel y Las chicas del cable), Blanco interpreta a Santiago Aguirre, el capitán del Bárbara de Braganza, un imponente transatlántico que recorre en los años 40 la ruta que va de Madrid a Río de Janeiro. “Mucha gente me pregunta si estoy de visita en Buenos Aires después de pasar bastante tiempo en España o me fui a vivir a ese país. Digamos que las dos cosas son ciertas”

“Estoy instalado en Madrid desde agosto del año pasado, pero no con la idea de establecerme allí definitivamente. Sigo teniendo mi casa en Buenos Aires y mi mujer, que vive aquí, va y viene a Madrid. Tengo mucha suerte, porque siempre es algo maravilloso poder trabajar en varios lugares a la vez. Llevo hechos muchos viajes de trabajo a España y esta vez me tocó quedarme por más tiempo. Teatro y ahora esta producción para Netflix”.

Blanco viajó hace casi un año hacia España para sumarse al elenco de una puesta de El precio, la primera obra teatral escrita por Arthur Miller, y ahora le toca zarpar desde la ficción de Alta Mar desde Madrid hacia Río como responsable de un barco lleno de preguntas e incógnitas. “La historia de esta serie transcurre en medio de un viaje, y como en todo viaje aquí también pasan cosas detrás de cada personaje: aventuras, misterios que espero entusiasmen al público. Este capitán que interpreto ha recibido a todos los pasajeros del barco, que son unos 1600, y tiene algún acontecimiento emocional en su vida que, quién te dice, influya en este recorrido. A lo mejor lo sabremos, a lo mejor no…

El mayor de esos misterios es el asesinato en alta mar de una pasajera que nadie puede identificar, pero que parece vinculada de algún modo con el resto de los personajes centrales de la historia. Entre ellos dos hermanas interpretadas por Alejandra Onieva e Ivana Baquero, dos actrices muy populares en España y casi desconocidas entre nosotros. Junto a Blanco aparecen en papeles protagónicos el cotizado actor y modelo Jon Kortajarena y, en una actuación especial, José Sacristán.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...