×

Cine y TV

Beavis and Butt-Head: ¿Par de idiotas o estrellas de la crítica?

Mientras esperamos que llegue la nueva temporada anunciada por su creador, Mike Judge, analizamos la significancia de esta tira animada para la cultura de los ‘90s y cuál será el desafío que tendrán para reinsertarse en una actualidad completamente distinta.

Exclusivo web
Beavis and Butt-Head: ¿Par de idiotas o estrellas de la crítica? - Radio Cantilo

martes 07 Jul, 2020

Representaban todo lo que estaba mal en los Estados Unidos durante el comienzo de la última década del siglo XX. Estos dos adolescentes eran maleducados, irresponsables, violentos, incoherentes, brutos y, por sobre todas las cosas, estúpidos. O al menos eso es lo que parecía. Criticados fuertemente por los medios norteamericanos durante aquellos años, la serie progresivamente se volvería una referencia ineludible para todos los adolescentes que amaban la música –sobre todo el rock and roll- y que alimentaban su pasión gracias al canal MTV.

Aparecieron por primera vez en la pantalla el 22 de septiembre de 1992, aunque tendrían oficialmente su primera temporada a partir de marzo del año siguiente. El corto conocido como “Baseball Frog”, mostró de forma explícita la irracionalidad de ambos jóvenes, que de alguna manera representaban lo peor de los adolescentes. Allí se los puede ver a los dos jugando al béisbol con una rana, literalmente.

Sin embargo esto sería tan solo la punta del iceberg de lo que mostraría este dibujo animado para adultos, ya que lo más importante –al margen de sus peculiares aventuras-, era su conexión con la música. Y es aquí en donde quiero que nos enfoquemos un momento: ¿acaso alguna vez te pusiste a pensar que, mientras este par de cabezas huecas fracasaban absolutamente en cualquier aspecto de su vida, sus comentarios sobre los videoclips y las canciones no carecían de sentido?

Mientras toda la sociedad se enfocaba en el hecho de cómo esta serie podía perjudicar a los jóvenes estadounidenses y sus “buenas costumbres”, al mismo tiempo podemos considerarlos como educadores del sonido de los 90’s. Vale repasar algunas de sus intervenciones musicales para darnos cuenta que nos hacían prestarle atención a detalles que, de otro modo, se nos hubieran pasado de largo.

Sí es cierto que no fueron una buena influencia, de hecho MTV debió moverlos de horario luego que se acusara al dibujo animado de haber provocado la muerte de un bebé de ocho meses luego que su hermano incendiara su casa mientras jugaba con fuego. Aunque esta denuncia sería desestimada tras comprobarse que en la casa de esos niños no había televisión por cable, la cadena dueña de sus derechos decidió ponerlos a las 23 y con un aviso de advertencia para dejar bien en claro que no se trataba de un dibujo cualquiera.

También es real que tanto Beavis como Butt-Head lograron introducir términos en el vocabulario adolescente como “Ass Wipe”, “Cornhole”, “Ass Munch”, “Fartknoker” o “Spank The Monkey”, todos relacionados con el sexo claro está, que no contribuían a que las cadenas de tv de ideología de derecha tuvieran una buena mirada sobre ellos. Mucho menos cuando en cada uno de sus capítulos podíamos verlos haciendo idioteces mientras tenían en mente una sola preocupación: tener sexo.

Sin embargo esta serie iba más allá de ver a este par de descerebrados comiendo chatarra, mirando tv, pensando en debutar y rompiendo cosas. Con el tiempo se volvieron mucho más filosos en sus comentarios, logrando la combinación perfecta entre la descripción y evaluación de los artistas que salían por su tele. Tantas horas de exposición a la pantalla los transformaron en voces autorizadas dentro de la industria musical suficientemente “cool” para bancar a Black Sabbath, Metallica, AC/DC o Nirvana, o destrozar a Bon Jovi, una de las figuras más exitosas que tenía MTV en ese momento.

Fueron los pioneros de la crítica despiadada de la era pre-internet. Mientras en la actualidad cada uno de nosotros tiene la posibilidad de emitir sus opiniones sin filtro, desde cualquier red social, ellos tomaron la bandera de una generación que sabía lo que estaba bueno y lo que no. Su clasificación se basaba en ser “cool” o no, aunque tenían la sabiduría suficiente para fundamentar el porqué de sus dichos.

Catalogados como el show más bravo que se haya pasado en los Estados Unidos durante la década de los ’90, eso no les impidió tener su propia película. Los Red Hot Chili Peppers grabaron una canción e hicieron un videoclip junto a ellos, David Letterman los tuvo en su show e incluso aparecieron tres veces en la portada de la revista Rolling Stone, entre otros logros. Al fin de cuentas este par de idiotas cambió la forma de hacer comedia para siempre.

Se emitieron hasta el 28 de noviembre de 1997, aunque regresarían en 2011 con una temporada que duró desde octubre a diciembre de ese año. Cuando regresaron el propio Letterman dijo que “eran la representación más escandalosa y repugnante de todo lo que iba mal en la cultura popular juvenil en América. Ahora, cuando veo la nueva versión, parecen la voz de la cordura”.

Regresar a la tv después de 14 años significó todo un desafío para estos adolescentes que ya no podían criticar videoclips, sino que debían conformarse con los programas que MTV mostraba en ese momento como “Jersey Shore”, “Teen Mom” o “The Real World”. Aunque, mucho más difícil será lo que les depara en esta nueva vuelta, donde deberán insertarse en un mundo completamente distinto del que conocían, interactuando con adolescentes hiperconectados que ya no esperan a ver al artista de turno en la tv para poder criticarlo, sino que pueden decir lo que sea en cualquier momento con tan solo tomar su teléfono.

Justamente el mayor obstáculo que deberán atravesar en esta oportunidad será el de demostrar que su sabiduría va más allá de las canciones, de lo contrario quedarán relegados a la simplicidad del reduccionismo de la palabra “idiota”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...