Cine y TV

Antiestreno: Náufrago

Reviví en esta nota algunos detalles del clásico de Tom Hanks.

Antiestreno: Náufrago - Radio Cantilo

lunes 09 Sep, 2019

El 7 de diciembre de 2000 llegó a los cines estadounidenses Náufrago, la película protagonizada por un ya consagrado Tom Hanks y dirigida por Robert Zemeckis, el hombre detrás de otras obras icónicas de la pantalla grande como la trilogía de Volver al futuro y Forrest Gump, siendo esa última la que le dio el Oscar a Mejor Director.

La particularidad de esta cinta está en que fue una historia que se le ocurrió a Tom Hanks a mediados de los 90, cuando estaba rodando Forrest Gump. Pero tardó cinco años en lograr un guion que lo conformara. Cuando en 1999 estaba dispuesto a darle vida a la cinta, sus amigos hollywoodenses insistían en que se estaba arriesgando demasiado: en pleno auge de las películas de acción, su propuesta no tenía un villano, el diálogo escaseaba y la historia transcurría de manera lenta. Sin embargo, Tom decidió apostar y salió mejor de lo que había imaginado.

La grabación de esta película se hizo de forma lineal. Es decir, se fueron grabando las escenas como iban quedando cronológicamente en la historia, algo que no es común por cuestiones de costos y tiempos. Originalmente se había planeado la filmación en Tailandia, pero tras la mala experiencia que habían tenido los ciudadanos de aquel país luego del rodaje de La Playa hubo que cambiar de planes y hacerla en Fiji. En ese tiempo, además, hubo que parar durante ocho meses para que Tom pudiera bajar de peso, de acuerdo a los requisitos de su personaje: pasar de ser un norteamericano de clase media a un náufrago en una isla.

Quizás te interese

Antiestreno: Spotlight

Uno de los personajes más trascendentales de la película es, sin dudas, Wilson. Para eso se usaron tres pelotas de vóley diferentes. En el guion, Wilson tenía diálogos que Tom Hanks tenía  que leer para que la interacción fuera más real. Unos años después, una de esas pelotas se subastó y fue vendida por 18.400 dólares.

Pero además de Wilson y del personaje de Hanks, hay otro elemento clave en la historia: FedEx, el correo estadounidense. Durante mucho tiempo se especuló con que la empresa había financiado parte de la película, pero no es más que un mito. Cuando el guion estuvo listo, se lo llevaron a la compañía que lo aceptó aunque no estaba contenta con la idea de mostrar en el cine a un empleado suyo naufragando. Sin embargo, un año después del estreno, llegaron a FedEx un 30% más de solicitudes de trabajo y logró expandirse y consolidarse en el mercado internacional.

¿Querés conocer más detalles de Náufrago? Dale play y reviví el Antiestreno por el aire de Radio Cantilo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...