Cine y TV

Antiestreno: Indiana Jones

Zeta Zalazar contó algunos detalles detrás de la primera película de la saga protagonizada por Harrison Ford. Entrá a la nota y descubrilos.

Antiestreno: Indiana Jones - Radio Cantilo

lunes 03 Jun, 2019

Tras el éxito que habían tenido en los 70 con Tiburón y Star Wars respectivamente, Steven Spielberg y George Lucas se reunieron para una darle forma a nueva aventura. Con Harrison Ford como protagonista, en junio de 1981 estrenaron la primera entrega de una saga que hoy es legendaria: Indiana Jones: en busca del arca perdida. Además de convertirse en un éxito de taquilla, siendo la que más recaudó en el año, esta película obtuvo nueve nominaciones a los Oscar y logró alzarse con cinco estatuillas: Dirección de Arte, Sonido, Edición de Sonido, Efectos Visuales y un reconocimiento especial  a quienes estuvieron a cargo del sonido.

Aunque usted no lo crea, esta producción no encontraba una empresa que quisiera hacerse cargo del presupuesto. Ni siquiera la dupla Spielberg-Lucas lograba que los financiaran. Finalmente fue Paramount la que puso el dinero y el resto es historia. Para muchos, contó Zeta, es la película que mejor le quedó a Harrison Ford, más que nada por el sentido del humor particular que tiene el guión. Con mucha ironía, es una sátira a los seriales de los años 30 y 40. ¿A qué nos referimos con seriales? Al formato de cine donde varias películas compartían protagonistas pero las historias no tenían por qué estar continuadas o compartir un hilo argumental como las series televisivas de hoy.

“Por estar ambientada en los años 40, la producción aprovechó para poner a Indiana a competir por el Arca Perdida contra el mismísimo Adolf Hitler, pero sorprendentemente no está hecho tipo buenos contra malos, sino que la peli nos muestra que Indiana Jones también tiene sus grises, no deja de ser un ladrón, pero la motivación es diferente a la de Hitler porque al ser arqueólogo quiere recuperar objetos perdidos”, explicó Zeta.

Quizás te interese

Antiestreno: Soy leyenda

Algunos datos de color incomprobables

Dicen por ahí que la famosa escena donde Indiana le dispara al espadachín en realidad no estaba guionada así. Harrison tenía que quitarle el arma con el látigo al espadachín, pero aparentemente la mayoría de la producción se había intoxicado con comida y Ford no podía hacer bien ninguna coreografía de pelea, así que preguntó si no podían resolverlo con un disparo y ahí quedó. Y hablando de ruidos y latigazos, la mayoría de los sonidos de golpes los hicieron pegándole con un bate a una pila de camperas de cuero. Ya sabés a donde podés ir a chequear este dato.

Uno más y no molestamos más: hasta el primer día de producción el apellido de Indiana era Smith. Cuando empezó todo el laburo se cambió a Jones. Andá de vuelta a chequearlo al mismo lugar que fuiste antes. Ahora sí, poné play y no te pierdas ningún detalle de este Antiestreno bien aventurero.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...