Cine y TV

Antiestreno: Forrest Gump

Otro sábado de Disco Infierno, otro sábado de clásicos del cine. Reviví en la nota el repaso por la peli de Tom Hanks.

Antiestreno: Forrest Gump - Radio Cantilo

martes 01 Oct, 2019

Forrest Gump llegó a los cines en 1994 y terminó de afianzar la carrera de un Tom Hanks que venía en pleno ascenso luego de su actuación de Philadelphia, trabajo que le valió su primer Oscar. El segundo lo obtuvo, precisamente, por interpretar al corredor. Basada en la novela homónima, escrita por Winston Groom, la cinta fue dirigida por Robert Zemeckis, quien luego volvería a tener bajo sus órdenes a Tom en Náufrago, y fue la gran ganadora de los premios de la Academia: en 1995, además del galardón de Hanks, se llevó la estatuilla a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion Adaptado, Mejor Montaje y Mejores Efectos Visuales.

Cuando Tom recibió el guion de la peli, le tomó tan solo una hora y media leerlo. Y aunque accedió, impuso una sola condición: que no tuviera errores históricos. Con ese trato cerrado, decidió apostar por el film y en lugar de pedir un sueldo anticipado acordó obtener un porcentaje de las ganancias. ¿El resultado? Levantó alrededor de 40 millones de dólares, ya que Forrest Gump arrasó también en la taquilla.

Quizás te interese

Antiestreno: Náufrago

Pero, ¿cómo llegó Tom Hanks a convertirse en una estrella de cine y en uno de los actores más alabados y queridos de su generación? Tras la separación de sus padres cuando era un niño, Tom se fue a vivir con su papá y, cuando comenzó la escuela secundaria, empezó a indagar en el mundo del teatro. Aunque le costaba socializar y era muy tímido, solía ir a ver películas y le encantaba decir frases o palabras en voz alta para hacer reír a la gente. Eso lo llevó a encontrar una beta para trabajar en sus clases de actuación y el apoyo de su padre lo ayudó a continuar por ese camino

Luego de varios años de teatro, estudiando en la universidad estatal de Cleveland, conoció a Vincent Dowling, quien dirigía el Festival de Teatro de Great Lakes y que lo convenció para que realizara una pasantía en el evento. Allí, Tom pasó a conocer la otra cara de la actuación: se hizo cargo de la escenografía, iluminación, guion, entre otras tareas. Encantado con ese trabajo, al tiempo que seguía perfeccionándose en la actuación, decidió dejar la universidad.

Metido de lleno en el teatro, a finales de los 70 ganó un premio como Mejor Actor del Estado de Cleveland, por su labor en Proteus. Motivado por el reconocimiento, decidió mudarse a Nueva York en busca de nuevos desafíos y mejores papeles. Allí obtuvo sus primeros trabajos ligados al mundo del cine: una película de terror y una cinta para televisión. Apenas un año después, logró formar parte del elenco de la sitcom Bosom buddies, de la ABC, que le permitió juntar el dinero suficiente para trasladarse a Los Ángeles, donde se sumó a la serie Días Felices. En aquella mítica producción conoció a Ron Howard, quien lo contrató para protagonizar Splash en 1984, un éxito de taquilla. En 1985, gracias a esa actuación, lo llamaron para hacer Nada en común. A partir de allí, el resto es historia.

¿Querés conocer más de la carrera de Tom y de su memorable papel en Forrest Gump? Dale play y no te pierdas un nuevo Antiestreno de la mano de Zeta Zalazar en Radio Cantilo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...