Bajo el Radar

Top 5 canciones Pop 2018

Se termina el 2018 y Cristian Hendriksen trajo una selección de cinco canciones que marcaron la agenda Pop con mensajes políticos y buenos sonidos.

Top 5 canciones Pop 2018 - Radio Cantilo

martes 18 Dic

“DJANGO JANE”, JANELLE MONÁE 

“Django Jane” es una canción de la cantante estadounidense Janelle Monáe que fue lanzada como segundo sencillo de su tercer álbum, “Dirty Computer”, un disco conceptual en el cual Monáe construye un mundo sci-fi distópico para darnos una mirada profundamente política sobre el arte, el sexo, el género, la mujer, el feminismo, y cómo es ser afroamericano en Estados Unidos.

Es una canción rapeada con un fuerte tono feminista en la que Monáe habla sobre el poder de las mujeres y sus logros como artista. En una entrevista con el periódIco The Guardian dijo que la canción es una respuesta a las amenazas a sus derechos como mujer y como mujer negra, como liberada sexualmente, incluso como hija de padres que fueron oprimidos durante décadas. “Las mujeres negras y aquellos que han sido el “otro” y los marginados de la sociedad, a ellos es a quien quería apoyar y eso era más importante que mi disconformidad acerca de hablarlo”, destacó Monáe..

Para la música esta canción pone de manifiesto su “black girl magic” y simboliza su lucha contra el patriarcado, con frases que apuntan directamente a los hombres machistas: “da un paso atrás, tomá asiento, no estás involucrado / y presioná el botón de mudo / dejá que la vagina hace su monólogo”.

“MALAMENTE”, ROSALÍA

Es el primer sencillo de “El Mal Querer”, el segundo álbum de la cantante catalana Rosalía, uno de los más celebrados del año.

Como todas las canciones de este disco, tiene dos nombres: se llama “Malamente: Capítulo 1: Augurio”, porque representa la primera parte de la historia que narra este disco, que se centra en una relación violenta entre un personaje femenino y uno masculino, un “mal querer”.

Rosalía habla sobre un tema tan actual como la violencia de género usando una fusión de flamenco y ritmos urbanos, y para ello utiliza distintas imágenes, como la advertencia de una gitana y una comparación con un puente de acero que “cuanto más quiero cruzarlo, más se mueve y tambalea”

 

“MY MY MY”, TROYE SIVAN

Es el primer sencillo de “Bloom”, el segundo álbum del cantante australiano Troye Sivan.

Es una canción que pone en el centro de la escena lo queer y da cuenta de su madurez emocional y sexual en un momento muy concreto de su juventud, que sirve como espejo para una generación entera de fans jóvenes que se reflejan en sus historias.

Si hay algo que define tanto a esta canción como al álbum es una gran vulnerabilidad. Vemos un Troye que se desnuda y reescribe las reglas de lo que implica ser un sex symbol, pero desde un punto de vista queer, rompiendo con los estereotipos de género, y reconociendo al género y la sexualidad como constructos sociales.

El arte de tapa del álbum es una foto blanco y negro de la nuca de Troye Sivan, que está vestido de traje. Es a la vez una muestra de madurez y una invitación a ver las cosas desde su punto de vista, ya que estamos parados detrás de él.

El videoclip de “My My My!” es un claro ejemplo de todo esto, porque vemos a un Troye Sivan totalmente descontracturado y rodeado de chicos semidesnudos en algo similar a una sesión de cruising.

“UACHO”, LOUTA

Es una canción del artista y performer argentino Jaime James, más conocido como Louta, en la que da cuenta de una generación atenta y comprometida con lo que ocurre en su entorno, con frases como “te estoy mirando a los ojos” y “ahora que no hay Netflix veo que otros tienen hambre”.

Forma parte de su segundo álbum, “Enchastre”, y tiene una colaboración de Marilina Bertoldi, quien repite como un mantra cada vez más fuerte: “¡quién no nos va a escuchar cuando nos miren despiertos! / ¡Cuando este grito de verdad cambie el destino del tiempo!”.

Para James, Louta “tiene que ver mucho con una cuestión artística relacionada a algo que pasa en concreto. No es un chabón que se encierra en su casa, compone unos temas y vos después escuchás lo que el chabón flasheó. Es un proyecto que está relacionado en el diálogo con el otro”.

“DANCING”, KYLIE MINOGUE

Es una canción de la cantante australiana Kylie Minogue, quien por primera vez en sus 30 años de carrera habla tan directamente sobre la muerte, con un estribillo muy enérgico que puede cobrar dos sentidos muy distintos: “cuando salgo, quiero salir a bailar” o “cuando me vaya, quiero irme bailando”.

Este concepto lo completan otras frases como “cuando caiga el último telón podremos decir que lo hicimos todo / el nunca acabar de un día perfecto”, y un video en el cual Minogue aparece bailando con la mismísima muerte.

Es el primer single de “Golden”, su decimocuarto álbum de estudio, un disco pop con fuertes influencias del country cuyo nombre hace referencia a sus 50 años, sus años dorados. Este es el primer trabajo en 20 años que co-escribe y co-produce en su totalidad desde el lanzamiento de “Impossible Princess” en 1997, y por eso es un material muy personal y fresco.

“Golden” fue un éxito y se convirtió en el primer álbum de la cantante en llegar al número uno tanto en su Australia natal como en el Reino Unido desde el hitazo que fue su disco “Fever” en 2001, lo que sirve para poner en perspectiva cómo es ser una artista pop adulta en el mundo del streaming y las redes sociales.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...