Bajo el Radar

Ciudad Despierta viaja al sur del país

En 1991, en la ciudad sureña de Cipoletti, el músico Leonardo Tapia tuvo la iniciativa de formar la agrupación metalera “No Somos Angeles”, que transita ya 28 años de trayectoria, y nos convida su música en Rock de Adentro.

Ciudad Despierta viaja al sur del país - Radio Cantilo

viernes 16 Ago, 2019

Suena “Esquizofrenia Cero”, de No Somos Ángeles, y el segmento Rock de Adentro se inunda de metal en Ciudad Despierta. 

Casualidad -o no- los últimos acordes sirven a Leonardo Tapia, el baterista de la banda, para hacer un alto en el ensayo y sentarse a hablar en el aire de Cantilo.

Es lunes a la noche, y los “ángeles” no duermen. Reunidos en la casa de Tapia, reeditan otras largas horas de ensayo y ajustes para la próxima fecha. “Acustizamos bien la sala, y traje un técnico que controló que la música llegue a menos de 100 decibeles, así no tengo denuncias“, aclara Leonardo, quien en 1991, en la ciudad sureña de Cipoletti, tuvo la iniciativa de formar esta agrupación musical. 

Un año después, el 13 de noviembre de 1992, los por entonces jóvenes de No Somos Ángeles debutaban como banda soporte de Hermética, en el Club Pacífico de la ciudad de Neuquén. 

“Estábamos felices. Nos llamó gente que vino a ver el ensayo y se dio naturalmente la invitación. Y el hecho de haber sido nuestro debut, hizo que la presión fuese más fuerte. Pero había mucha adrenalina, éramos súper jóvenes y fue genial”, recuerda. 

Desde entonces, la banda no se detuvo. Fueron incontables sus presentaciones en los escenarios de Cipolletti y el Alto Valle. Y fue Tapia precisamente el único miembro que supo adaptarse al resto de los integrantes del grupo, que contabilizan ya once conformaciones, en 28 años de trayectoria.

“Debo ser honesto, cuesta mantener la banda -reflexiona- y más desde esta región, desde la Patagonia. Ahora todo se ha podido globalizar y nos facilitó algunos caminos. Nos dio la posibilidad de conectarnos con más gente, lograr más contactos con productores, o con gente que viene aquí a tocar. También desde que trabajamos con un productor musical, las cosas se han calmado. La edad te calma… también. Amás esta música, no dejás de amarla, pero vas con más calma“, dice entre risas.

La banda también formó parte de la realización de tributos, trabajos que sin dudas le dieron respaldo y continuidad. En 2012 se editó a través del sello Dontpaymusic el Tributo Internacional a Ronnie James Dio, y No Somos Angeles fue elegida por la gente para participar con el tema Hungry for Heaven. Esto fue posterior a su participación en el Tributo Argentino a Barón Rojo, con el tema Diosa Razón, editado por el sello Hurling metal – Metalica Zine. Otra perlita: en dos ocasiones, en los años 2005 y 2012, tocaron junto a Paul Di’Anno, el primer cantante de Iron Maiden.

“Hemos tocado con Rata Blanca, con Pappo, Horcas, Lorihen, con toda la gente del metal en Buenos Aires; han pasado todos, hemos hecho el aguante hasta JAF. Con el tiempo uno se va renovando y tratando de estar a la altura de los tiempos. Al principio seguíamos un power metal y después fuimos mezclando otras líneas progresivas y la cosa se fue calmando un poco”, relata Tapia. 

“El rock es un movimiento social, por lo que nuestros trabajos necesariamente hablan de temas sociales. Hemos ido por el lado del robo de identidades, de los desaparecidos, letras de hechos reales. Nos gusta meternos con esos temas y dejar un mensaje, por supuesto tampoco descartamos historias de amor, o de decepción, pero el disco anterior tuvo una carga social sin dudas”, y hace referencia a No Te Rendirás, No Te Dejaré, al que también pertenece Esquizofrenia Cero

La banda, que actualmente está conformada por Juan Martinez y Daniel Zuian, en guitarra, Daniel Faró en bajo, Emiliano Rubinsztejn en voz, y Tapia en la batería, apuesta este año a la difusión de su último tema Río Negro, a través de las plataformas digitales y así será con sus próximas creaciones, al menos, durante 2019.  

“El video de Río Negro ya tiene 10.500 visitas, fue muy bien recibido, y hasta a nosotros nos sorprendió gratamente. Tal vez fue una prueba de que haciendo las cosas con mucha pasión, y sobre todo con perseverancia, se avanza. Es el consejo que les transmitimos siempre a las bandas más nuevas”, concluye, sobre los primeros acordes de Río Negro, que dan cierre esta noche a un metalero y exquisito Rock de Adentro

 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...